Necesitamos su consentimiento expreso sobre nuestra política de cookies para continuar ofreciéndole nuestros servicios.

¿Sabes cuánto vale tu coche?

Pepe acaba de escuchar la palabra maldita de su perito, siniestro total, pero está tan tranquilo porque tiene un seguro a todo riesgo muy barato que contrató por Internet. Es un tío listo de los que compra duros a cuatro pesetas. 

  • Pepe, ¿cómo llevas el arreglo del coche?
  • Mira chico, estoy desesperado. Llamo mil veces a la aseguradora y cada vez me atiende una persona distinta. Les he pasado emails para que me aclaren lo que pasa ya que me dicen que no está asegurado con valor a nuevo, ni con valor real, sino con valor venal.
  • ¿Y qué significa?
  • Pues eso quisiera saber yo. Lo único que tengo claro es que voy a cobrar la mitad de lo que me costó, sin incluir los extras. ¡Un coche de 2 años! No me puedo comprar otro y por colmo tengo que seguir pagando el anterior a la financiera. No sé qué hacer. Creo que he tirado el dinero y ahora no tengo quien me ayude.

Los coches son inversiones muy importantes que cuestan mucho dinero, por lo que muchas veces lo tenemos que financiar, y además están expuestos a una alta siniestralidad. Asegurarlos correctamente es complejo. Los primeros años te interesa una póliza a todo riesgo que también incluya los extras (equipo de sonido, llantas, techo solar…) y que garantice una indemnización igual al precio que has pagado por él.

Con el tiempo, podemos sustituir este seguro por otro más económico ya que el vehículo va perdiendo valor.

Vaya Pepe, creo que en tu seguro de Internet no se incluyen estos detalles. ¿Y sabes qué? Para lo que tienes pagas demasiado, aunque sean cuatro perras. Búscate un corredor y sabrás qué son coberturas correctas a un precio justo.