Necesitamos su consentimiento expreso sobre nuestra política de cookies para continuar ofreciéndole nuestros servicios.

“Tu familia en buenas condiciones”

Antonio era un tipo muy activo y carismático. Le daba igual si el día transcurría bien o mal. Cuando él sonreía, tú también sonreías. Quería fundar su propia empresa, ser propietario de un negocio y hacerlo crecer. Por ello trabajaba duro, aunque siempre dedicaba el tiempo libre a su familia, era feliz y se divertía con ellos. Quería darles una vida mejor que la suya.

Antonio fundó su empresa y, pronto, contrató hasta 7 personas. Tenían muy buena relación y decidió bonificar su proactividad con un seguro de Salud. También él contrató una póliza de Vida.

Con el paso del tiempo, la empresa creció y Antonio amplió el negocio comprando dos locales y contratando a más personal. Era el momento de revisar las pólizas e incrementar las coberturas. El negocio era próspero y decidieron comprar una casa donde crear nuevos recuerdos.

 “A finales de octubre, mi marido pensó que le había picado una araña. Fue al médico y, 6 semanas después, le diagnosticaron un melanoma con metástasis”.

“Si mi marido no hubiera contratado el Seguro de Vida no sé qué habría ocurrido. No hubiera podido mantener el negocio funcionando. No hubiera sido capaz de cuidarlo de la forma como lo estoy haciendo. Seguramente, tampoco viviríamos aquí”.

Hoy la empresa sigue funcionando muy bien, mantiene a sus empleados y genera beneficios, pero, lo más importante, es que, a pesar de todo, tanto la familia de Antonio como sus empleados han podido continuar con sus vidas.

Poder ayudar a los tuyos es increíblemente importante”.

¿Necesitas más testimonios como éste para pensar en los seguros de Vida? Lee…

“Yo trabajo en emergencias y ves situaciones al límite que cambian la vida de una persona en segundos. Es que la vida no te la asegura nadie… Un seguro de vida es algo que tú haces para que, cuando no estés, tu familia quede en buenas condiciones”.