Asegurar partes del cuerpo es posible

Encontrar profesionales que aseguran partes del cuerpo que son fundamentales para su trabajo no es algo extravagante. Por ejemplo, un cirujano o un pianista y sus manos o un cantante y su voz. Lo importante, como en todo seguro, es que estén bien cubiertos.