El cinturón de seguridad siempre abrochado

¡Cuidado! Seas conductor o pasajero, si no llevas puesto el cinturón de seguridad, tú eres el único responsable de la infracción. Por tu seguridad, abróchate siempre el cinturón.