En la cuerda floja…

El camino más corto hacia un buen seguro no es siempre la línea directa. Si te sales de la cuerda… ¡Zas! Un corredor es tu experto en seguros, que te conoce y defiende tus intereses.