Golpes al volante entre familiares

Si chocas contra un familiar, las aseguradoras piensan que es un fraude. No pagaran los daños del coche si el choque se ha producido entre el asegurado y su cónyuge o sus familiares, hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad.