Tu propia peli de terror

Ante un siniestro, ¿prefieres tratar con operadores o con profesionales que dan la cara? Confía tus seguros a un corredor y evita pesadillas.