Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Armas peligrosas

Un estadounidense intentó un sinpa con una prostituta, pero su chulo lo alcanzó y le pisó la cara con unas deportivas Air Jordan. Necesitó cirugía plástica mientras el agresor fue enviado 100 años a la sombra... Dijo: “no es culpa mía, señor juez, sino de Nike por fabricar estos peligrosos artefactos”. Y demandó a Nike por 100 millones de dólares por no advertir en el etiquetado que las zapatillas pueden ser un arma letal.

En 1,5 minutos la defensa de Nike desmontó a este “psicópata anti-social”. Sin embargo, no es una demanda tan descabellada, ya que tribunales estadounidenses han declarado como armas peligrosas objetos tan dispares como: botas, cuerdas, teléfonos móviles, agua hirviendo y una aguja infectada de VIH.

Moraleja: un seguro de RC amortigua lo que te pueda caer encima, pues nunca sabes quién te puede demandar y por qué.