Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Cómo desgrava tu seguro de Salud

2017 es un buen año para que un autónomo o empresa obtenga un ahorro fiscal a cambio de un seguro de Salud. España dispone de uno de los mejores sistemas de Seguridad Social del mundo, pero las incertidumbres de los últimos años y las ventajas de la Sanidad privada, han propiciado el crecimiento de estas pólizas.

Los autónomos, profesionales, freelancers… casi no podemos enfermar. Un seguro de Salud acelera la resolución de nuestras dolencias y, de paso, nos beneficia fiscalmente.

¿Cómo paga un autónomo menos impuestos con un seguro de Salud?

 Es un gasto deducible para el autónomo y su familia, incluyendo cónyuge e hijos menores de 25 años. Cada persona desgrava 500 € y, en conjunto, hasta un máximo de 4.500 €.

¿Cómo lo deducen las empresas?

 Los empleados valoran, cada vez más, las retribuciones en especie, sobre todo si cuidan su bienestar. Cuando una empresa protege a sus trabajadores con un seguro de Salud privado, hace un gasto social que afecta al Impuesto de Sociedades.  Se resta directamente de los beneficios de la empresa, propiciando un ahorro fiscal.

El trabajador deberá tributarlo en su declaración de la Renta, sólo si la prima excede los 500 € anuales.

¿Y los particulares?

 En Cantabria se podrán deducir el 5% de las cantidades pagadas durante el año, en concepto de seguros médicos no obligatorios, tanto propios como de las personas que se incluyan en el mínimo familiar.

A pesar de los ahorros, lo más importante es tu salud, la desaparición de los tiempos de espera, la elección de especialista y centro, la segunda opinión…

Si además tu póliza está acompañada de beneficios fiscales, ¡bienvenida sea! Pero infórmate antes en nuestra correduría. Cada caso es distinto y aquí somos especialistas en analizar el tuyo.