Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Incendio en Oviedo, derrumbamiento en Tenerife: ¿Quién paga estos siniestros?

El pasado 7 de abril fue jueves negro para Oviedo. Un humo negro tiñó el cielo de la ciudad. Parece que el incendio fue provocado por la chispa de un cortocircuito en el falso techo. En 5 horas, el edificio se derrumbó acabando con la vida de un bombero, dejando herido a otro y causando daños en los edificios colindantes.

El 15 de abril también fue día de luto en Tenerife. Según las primeras hipótesis una explosión de gas, o unas obras en un bajo, derrumbaron un edificio en el que murieron 7 personas. Por precaución, los edificios próximos fueron desalojados.

La pregunta del millón es: ¿cómo actúa un buen seguro frente a estos siniestros?

Ante todo, se ocupa de atender a las personas realojando a los vecinos temporalmente. Los peritos entran en acción y determinan la magnitud de los daños para calcular el coste de las indemnizaciones, tanto para la reconstrucción como para indemnizar a todos los perjudicados y terceros de los daños sufridos.

¿Qué es importante a la hora de contratar un seguro?

El capital asegurado, de modo que, cuando se produzca el siniestro, se indemnice por la cantidad adecuada para la reparación o reconstrucción por los daños ocasionados tanto del contenido como del continente, ¡sin desfases!

Otra de las cosas que debe cubrir es necesariamente una amplia cobertura de responsabilidad civil, que proteja legalmente a los copropietarios y, en su caso, se haga cargo de las indemnizaciones a terceros, que pueden llegar a ser muy elevadas.

Defensa jurídica. Con esta cobertura el seguro se ocupa de la reclamación de daños y perjuicios.

¿Cuál es uno de los mayores peligros?

El infraseguro, la psicosis de recortar nos hace cometer errores irreversibles como en el caso de declarar menos valor del correspondiente, si además de los riesgos naturales que existen, prescindes de un seguro en condiciones, lo único que consigues es empeorar el posible panorama en caso de siniestro y si además esa decisión ha sido del Presidente y su Junta, los vecinos podrían demandar a los gestores para que asuman las consecuencias.

¡Cuidado! Cualquiera puede sufrir un percance ajeno a su voluntad, pero está en tu mano evitar las consecuencias, por ello es importante que la Junta de Gobierno de la Comunidad repase con nosotros las cláusulas del seguro en busca de posibles áreas que hayan podido quedar desprotegidas.