Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

La nueva Ley de Tráfico 2018: ¡atención! al carnet de conducir, multas e ITV

Si aún no tienes carnet de conducir, date prisa, porque se avecinan exámenes más exhaustivos para conseguir conductores mejor formados. La DGT (Dirección General de Tráfico) pretende eliminar el examen teórico escrito para impedir la memorización de respuestas y animar la improvisación.

A cambio, estudia la proyección de un vídeo con una situación arriesgada donde el aspirante deberá describir cuál es la forma de conducción más correcta posible.

En la prueba práctica, la propuesta será conducir siguiendo las instrucciones de un GPS. El alumnado recorrerá el trayecto hasta el destino que le dicte la máquina e intentará resolver las dificultades que se le presenten en el camino.

Más efectividad, menos improvisación

Las estaciones de ITV realizarán diagnósticos más concienzudos introduciendo sistemas que detecten, por ejemplo, si existe manipulación de los dispositivos anticontaminantes del vehículo.

Los excesos de velocidad estarán más controlados y perseguidos. Ya se han incorporado 2 nuevos helicópteros Pegasus que casi, casi son invisibles. Controlan a los coches y, también, a ciclistas infractores cuando, por ejemplo, circulan en paralelo.

5 drones se han sumado a los dispositivos de seguridad y ya vigilan nuestras carreteras desde este verano.

Y se mantienen los 3 tipos de sanciones: leves (hasta 100 €), graves (hasta 200 € y retirada de 2 a 4 puntos) y muy graves (hasta 600 € y menos 6 puntos en el carnet).

También se suben un 1,60% las indemnizaciones del Baremo de Accidentes 2018 (el dinero a percibir por los daños y perjuicios de un accidente de circulación).

Y recuerda: el seguro obligatorio del coche es imprescindible. La multa por conducir sin seguro puede ir desde los 1.500 hasta los 3.000 €, además de precintar el vehículo.