Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

La primavera a tu coche altera

La primavera es una estación inestable y podemos pasar de un sol radiante a lluvia o granizo en cuestión de minutos, y esto incrementa la siniestralidad al volante. Sin embargo, con la promesa de pasar un buen día bajo un cielo brillante y azul, solemos salir más. Para que nada ni nadie nos enturbie estas salidas os brindamos unos sencillos consejos:

  • Respetar siempre las señales en la carretera, así como las recomendaciones climatológicas. Sobre todo, los indicadores del límite de velocidad máxima y guardar la distancia de seguridad.
  • Con lluvia, granizo y niebla llevar siempre las luces de cruce para ser vistos, y si es necesario las luces antiniebla, disminuir la velocidad y evitar tocar el freno. Aumentar la distancia de seguridad. Incluso, detener el coche fuera de la calzada y esperar.
  • Prepara tu vehículo: asegúrate de que tu alumbrado está en perfectas condiciones, que los limpiaparabrisas funcionan correctamente y el buen estado de las escobillas. Que el aire de las ruedas es el adecuado y comprueba que llevas tu rueda de repuesto. Revisa también la batería, el nivel del anticongelante y que llevas todos los elementos obligatorios en tu maletero. Y lávalo…

Recuerda llevar el teléfono de Asistencia en Carretera. En nuestra correduría siempre te lo facilitamos, junto con el Parte Amistoso de Accidentes.