Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Si lo más importante es tu vida, ¿por qué no la proteges?

Muchas personas, de diferente edad y condición social, nos preguntan por qué deben contratar un Seguro de Vida y cuál es el momento idóneo. Les parece que esta protección no va con ellos. Y no es así.

Una póliza de Vida puede ser el seguro de protección familiar que cuida a tu familia frente a ciertos imprevistos que pueden destrozar su economía. Por eso, siempre recomendamos contratarlos cuando se empieza a tener responsabilidades.

Si tienes menos de 35 años

Un accidente nos puede condenar a una incapacidad permanente. Con un Seguro de Vida, podrían garantizarse unos ingresos, ya que existen coberturas de incapacidad, por accidente de circulación, profesional…, e incluso se pueden incorporar garantías que cubran la dependencia.

Compras una casa con tu pareja

Tienes entre 30 y 40 años y te compras tu vivienda, tu hogar. Ojalá y no, pero de repente falta uno de los dos. El otro debería hacer frente al total de la hipoteca, este seguro podría pagar la parte pendiente del fallecido.

Tienes hijos

Y quieres que estudien. El seguro podría aportarles ingresos mensuales, si falleces, para que así sea.

Además, ahorras

Se trata de acumular un dinero que podrías rescatar al jubilarte. Y en caso de fallecimiento, lo percibirán tus beneficiarios, dejándoles protegidos económicamente.

Incluso si te quedas en paro. No te preocupes, también cabe la posibilidad de rescatar tu dinero, el cual se puede ocupar de parte de los gastos que tienes mensualmente.

Como ves hay muchísimas opciones diferentes que se adaptan a cada perfil, busca tu opción, desde un Seguro de Vida, en caso de fallecimiento, hasta un Seguro de Accidentes Personales, y por qué no un Seguro de Dependencia, nosotros buscamos lo que necesitas y somos capaces de crearte un “pack” a medida. La principal perla de sabiduría que nos deja la experiencia es que la vida es el tesoro más preciado del ser humano. ¡Cuídala!