Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Que un incendio no te cierre la empresa y arruine la vida

3 de cada 4 empresas cierran tras un incendio, normalmente provocado por falta de prevención. La causa principal es un descuido humano (chispas de soldadura o caída de sustancias inflamables).

Tras el incendio, la empresa cerrará temporalmente para acometer los arreglos oportunos. ¿Sabes cuánto costaría?

Una reconstrucción dura 5 o 6 meses. El negocio deberá contar con recursos suficientes para pagar los gastos fijos (sueldos, teléfono, alquileres…). También asumirá los costos de reparación y la pérdida de beneficios que no obtenga durante ese período. Entonces es cuando toca sumar gastos y al no poder asumirlos toca cerrar.

A grandes males, grandes seguros

Afortunadamente existen los Seguros Multirriesgos para Empresas y los Seguros de Lucro Cesante. ¿Qué son?

El multirriesgo garantiza la reconstrucción de las instalaciones y el daño provocado a otros. El lucro cesante (o pérdida de beneficios) indemniza por los gastos fijos y el beneficio bruto que dejarás de generar mientras duren los arreglos con el abono de una indemnización diaria.

Cada año se producen 42.000 incendios en empresas industriales (un incendio cada 1 hora y 17 minutos). Prepara un Plan de Prevención, mantén tu negocio ordenado con un mantenimiento correcto, revisa periódicamente la instalación antiincendios y utiliza con cuidado la maquinaria.