El seguro de Hogar no es obligatorio, es imprescindible

Un gran incendio en el barrio de Hortaleza de Madrid cubrió de llamas los pisos superiores de un edificio con 20 plantas. La torre es de nueva construcción y está al lado de otros 5 edificios similares.

Ocurrió a finales de agosto. El fuego calcinó 8 viviendas de las 3 plantas superiores y el ático, otras plantas más abajo están afectadas por humo y olor a quemado y se encuentran sin luz ni agua, por lo que muchos de los residentes no han regresado todavía, fueron necesarias más de 20 dotaciones de Bomberos para sofocar el fuego que afectó gravemente a la fachada y afortunadamente no ha dejado ningún herido.

¡Los daños ocasionados son elevadísimos! Y todo, parece ser originado por un accidente en una vivienda de un propietario.

¿De cuánto dinero hablamos?

  • Indemnizaciones a todas las viviendas y partes comunes del edificio… 3 plantas, 8 viviendas, 1 ático y la fachada del edificio.
  • Indemnizaciones por los contenidos de todas las viviendas.
  • La tasa de bomberos por la extinción… Más de 20 dotaciones.
  • Los honorarios de peritaje.
  • La defensa del asegurado si se le declara culpable.
  • Responsabilidad Civil por otras reclamaciones de terceros. Por ejemplo, los costes de alojamiento de los afectados hasta que puedan volver a sus casas…
  • Etc….

¿Quién paga?

Muy fácil, el responsable que ha causado el incendio. En este caso, parece ser uno de los propietarios de una vivienda.

¿Quién puede pagar por ti?

Una aseguradora gracias al seguro de hogar. La probabilidad de sufrir un incendio no es elevada pero sus consecuencias sí son muy graves. Lo más importante es protegerte con un seguro de hogar.  Imagínate que el incendio de Madrid se hubiera generado en tu casa y tienes que indemnizar a los vecinos afectados además de tu propia vivienda, ¿podrías asumirlo?

Tu patrimonio más importante.

Un seguro de hogar no solo protege tu patrimonio más importante que suele ser la vivienda, te protege de todos los daños que puedas sufrir por incendio, agua, responsabilidad civil, robo…  y un sinfín de cosas más.

No te arriesgues, puedes perderlo todo, consúltanos.