“Camarerooo… ¿Quéee…? ¡Una de mero! ¿Una de mero?”

Si te digo que en España tenemos 100.000 bares más que camas de hospital.

Que somos el país con más bares del mundo con 277.539.

Y que solo en la zona madrileña entre Atocha y Antón Martín existe más hostelería que en toda Noruega.

Nos gusta la juerga, charlar, reír, comer, beber y, si es en una terraza, mejor. El clima y los bares garantizan la diversión. Hemos tomado un vino con l@s propietari@s de “casa Juan”, “Pedro dígame” y “Consuelo por favor”, a quiénes hemos ayudado con sus Seguros. Y en la Correduría nos hemos quedado muy tranquilos, pero ellos lo están más.

Dice Juan, “nuestros productos y nuestra atención son de primera, y ahora, además, sabemos que ante cualquier improvisto estamos protegidos”.

Nos cuenta Consuelo que “Un cliente se puede resbalar en el baño y caerse. Los seguros de Hostelería nos indemnizan ante estos percances”.

Pedro aún va más lejos, cree que los seguros “nos salvan en situaciones imposibles. Una noche se fue la luz y se estropeó la comida refrigerada. Cuando abrimos por la mañana todo funcionaba correctamente, pero se había interrumpido el proceso de frío y no nos dimos cuenta. Se produjo un brote leve de intoxicación alimentaria y las reclamaciones fueron atendidas igual que el coste de los alimentos que tuvimos que retirar en cuanto detectamos el problema. Gracias a nuestro Seguro, que gestionasteis desde la Correduría, resolvisteis el problema inmediatamente y nosotros continuamos con los servicios de comidas y cenas”.