¡Manos arriba, esto es un atraco!

Un atraco es, por definición, el robo o sustracción de nuestras pertenencias mediante el uso de la violencia. Aunque nuestro asaltante no posea un objeto amenazante no hay que olvidar que puede ser violento.

Si te ocurre, lo más importante es protegerte a ti mismo. No hay pertenencias que tengan más valor que la vida humana.

6 consejos a seguir si te roban:

  1. Tú seguridad es lo más importante. No te hagas el valiente. Intenta actuar con prudencia.
  2. Da de baja las tarjetas bancarias de forma inmediata.
  3. Si se llevan el móvil contacta con el servicio de atención al cliente de tu operador de telefonía.
  4. Con tranquilidad haz una lista de todos los objetos y dinero en efectivo que te hayan robado.
  5. Presenta una denuncia en comisaría indicando todo lo sucedido y detallando todo lo robado.
  6. Llámanos para revisar tus coberturas y poder tramitar el siniestro.

¿Es posible estar protegido con tu seguro de hogar en caso de robo fuera de casa?

Hoy en día, los seguros de hogar tienen coberturas de las que en muchas ocasiones no somos conscientes, como los robos en la vía pública.

La clave para determinar si el seguro cubre o no, es diferenciar si el delito que se ha cometido es “robo o expoliación” que es cuando se trata de que alguien te arrebata algo con fuerza o intimidación o si es “hurto” que es la apropiación de cualquier cosa sin que te percates o por tu propio descuido.

Como norma general el seguro de hogar cubre robos en la calle, pero no los hurtos.

¡Cuidado si se llevan tu DNI con tu dirección y las llaves de casa!

Además, existen seguros de hogar que incluyen otras coberturas como el cambio de cerraduras en tu vivienda o el uso fraudulento de tarjetas de crédito tras el robo.

Para cobrar la indemnización es imprescindible tener contratado el robo fuera del hogar, si quieres que repasemos tu seguro o buscar la mejor opción, contacta con nosotros. Si todo está bien con tu seguro, a partir del parte policial tramitaríamos el siniestro para que se pueda obtener la indemnización que corresponda.

Moraleja: en robos fuera de casa, cálmate, denuncia, reclama y cobra.