“Más bueno que el pan”

Septiembre es mes de nuevos propósitos como ir al gimnasio para reducir la barriga de las cañas que bailan en tabletas de chocolate.

Sobre la puerta del GYM cuelga un cartel con 10 trucos para presumir de 6 abdominales en 4 semanas.

Di adiós a la pereza, cambia el chip y, con fuerza voluntad, obtendrás los resultados que buscas: ponerte más fuerte que el vinagre.

Y si hablamos del seguro para tu gimnasio... ¿Trabajáis la musculación, artes marciales, yoga, zumba…? ¿Eres principiante o veteran@?

En la web ofreces a tus clientes diferentes tarifas y servicios. En nuestra correduría también.

  • Tu cuota “reducida” equivale a la Responsabilidad Civil obligatoria que asume las lesiones provocadas por mal funcionamiento de las instalaciones o negligencia. Si vendes productos (como suplementos alimenticios), inclúyelos en la RC.
  • Asegura tu inversión principal: las máquinas. El seguro pagará los robos, roturas, averías…
  • La póliza “completa” incluye todo lo anterior más las roturas de cristales, protección del personal (accidentes, salud), asistencia jurídica y pérdida de beneficios.

Como bien anuncias en tu publicidad, déjate de excusas y planifica el otoño para que el gimnasio sea “más bueno que el pan”. Tú capta clientes y entrénalos que nosotros nos ocupamos de protegerlos a todos.