Más vale prevenir que lamentar

“Agosto madura y septiembre vendimia la uva”

Granizo, averías en las máquinas, trabajadores lesionados… Son incidencias que puedes anticipar fácilmente.

Septiembre huele y sabe a vino. ¡Que tengas buena cosecha!

Demandar a Dios o a un amigo por un apretón de manos

Ninguna persona está exenta de una responsabilidad como la caída de una maceta de su balcón encima de un coche, actos nuestros.