Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Bares, tabaco, juego y… SALUD

Decimos “año nuevo, vida nueva” y nos proponemos objetivos para mejorar el físico, las finanzas, las atenciones familiares…

Según UNESPA, gastamos una media de 1.721 € en bares, 1.049 € en tabaco y 440 € en juego. Cuando nos preguntan por el elixir de la felicidad, hablamos de la salud física, mental y de las relaciones sociales (Encuesta de la Universidad London School of Economics de Londres realizada a 20.000 personas de todo el mundo).

Te recomendamos empezar el año rompiendo con los malos hábitos y “cuidándote mucho”; alimentándote de forma saludable, practicando algún deporte, incluso dejando de fumar, muchos Seguros de Salud también incluyen programas que te ayudan a ello.

Radiografía del Seguro de Salud

¿Sabes que el Seguro de Salud es uno de los que más está creciendo en España y que ya cuenta con 11,5 millones de personas aseguradas?

De entrada, pensamos que no será necesario un Seguro de Salud, pero cuando tienes un accidente y tu pierna se rompe por siete sitios diferentes igual sí te resultaría muy beneficioso tener la posibilidad de operarte de urgencia con el mejor cuadro médico especialista, y comenzar cuanto antes la rehabilitación. Al igual que cuando te quedas embarazada y estás preocupada por saber si todo va bien, alguna ecografía extra no viene nada mal… o cuando por culpa de un trabajo duro y prolongado en el tiempo tienes problemas con tu espalda y resulta que tienes que pagar cada sesión de fisioterapia que te ayuda a mantenerte en pie.

Bien, pues debes saber que los Seguros de Salud ofrecen dos coberturas esenciales: acceso a la atención primaria (medicina general, pediatría, enfermería, urgencias domiciliarias y ambulatorias) y asistencia del especialista en consulta, en régimen hospitalario y en procedimientos diagnósticos, terapéuticos y en intervenciones quirúrgicas. Los más completos te permiten elegir el cuadro médico o el hospital que necesites en cada ocasión. Y además puedes contratar garantías complementarias como un segundo diagnóstico en EE.UU., mantenimiento de la sangre o del tejido del cordón umbilical.

Ojalá y nunca lo llegues a necesitar, pero ¿y si sí?

¡Qué tengas un buen inicio de año!

Categorías