Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Cómo viajar al extranjero y no arruinarte por un problema de salud

El viaje en avión medicalizado desde Estados Unidos a España cuesta 50.000 euros. Un vuelo regular en camilla acompañado de un médico 20.000 euros. Una noche en un hospital norteamericano 3.500 euros.

El verano es una estación que muchas personas utilizamos para viajar al extranjero. Desafortunadamente, los españoles no estamos acostumbrados a contratar un seguro de Viaje salvo que nos obliguen por imperativo legal. Ecuador, Cuba, Rusia, Bielorrusia, Argelia o Irán son países que exigen contratar una póliza que cubra gastos médicos, repatriación y asistencia 24 horas.

Los desplazamientos por Europa son más sencillos si cuentas con la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE). Te garantiza la atención médica en todos los países de la Unión Europea. Puedes conseguirla acudiendo a la Seguridad Social o a través de internet.

Sin embargo, esta Tarjeta no cubre el desplazamiento de familiares ni la repatriación. Por eso, te recomendamos un Seguro de Viaje. Aparte de todas las coberturas médicas (incluidos desplazamientos), puede incluir 3 ventajas que pueden resultar imprescindibles:

  • Cancelación. En caso de anulación recuperarás el dinero pagado.
  • Interrupción o regreso anticipado. Te devolverán el importe proporcional que no hayas disfrutado.
  • Pérdidas de equipaje, retrasos y RC (Responsabilidad Civil) por los daños que puedas causar a otras personas.

También te recomendamos que seas prudente y laves bien las frutas o verduras que comas. Y prepara un pequeño botiquín de viaje por si alguien se corta, se resfría, le duele la cabeza o sigue un tratamiento.