“La salud no tiene precio…”

La salud no tiene precio. Esta frase tan manida, escuchada generalmente en el contexto de una mala salud o durante el proceso de recuperación de una enfermedad, no deja de ser un lugar común que tiene cada vez menos cabida en nuestro vocabulario. Los médicos especialistas lo tienen claro, puesto que no existe hoy en día áreas más paradigmáticas como por ejemplo en el caso de la oncología para entender que, por desgracia, la salud sí tiene un precio. La Medicina de Precisión, avances científicos, acceso inmediato a especialistas y pruebas diagnósticas son elementos imprescindibles que despiertan muchas esperanzas en los pacientes.

En España, el tiempo de espera para entrar a un quirófano es de 170 días y para ser atendido por un especialista de 115 días.

La salud es lo primero

Un Seguro de Salud resuelve las carencias de la sanidad pública: es rápido, con segunda opinión y, además permiten elegir profesional y centro sanitario. En caso de hospitalización, dispones de habitación individual para que tu acompañante también descanse. También pueden cubrir la asistencia sanitaria en el extranjero. Y, hoy, las aseguradoras disponen de aplicaciones para atender tus dudas a través de Internet o por teléfono.

El sector asegurador ofrece muchas opciones de producto, en nuestra correduría te ayudamos a escoger una compañía solvente y de confianza, que se ajuste a tus necesidades y situación personal y familiar, además de a tu presupuesto. Es muy importante contratar el seguro antes de necesitarlo (y sabemos que lo vamos a necesitar), así te ahorrarás disgustos por los periodos de carencia y las exclusiones por enfermedades previas.

“No valoras un seguro hasta que lo necesitas, sobre todo cuando somos jóvenes y decimos que yo no enfermo y a mí no me va a pasar eso. Una vez que te ocurre, tu perspectiva de la vida cambia”. (Trixcia Nano)

Categorías