Más vale prevenir que lamentar

El pueblo agricultor trabaja de sol a sol

No siempre lo recogido es lo realmente “producido”. Un temporal, condiciones climatológicas adversas, y mil fenómenos incontrolables pueden hundir todo un año de trabajo. No dejes en manos del azar tus riesgos y daños en producción, plantación e instalaciones.

 

 

Es cierto, hay seguros para no morir de risa y por apocalipsis zombi

Cualquier triste imprevisto solo estará cubierto si antes has contratado un buen seguro. Tú eliges ante qué te quieres proteger.