Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

El seguro voluntario más popular de España

¿Por qué casi la mitad de la población española tiene contratado un seguro de Decesos? Por tranquilidad.

Según UNESPA (Patronal del Seguro), el año pasado fueron atendidas por esta póliza 247.000 personas, lo cual representa un crecimiento de 1.500 sobre el año anterior.

Un seguro de Decesos cubre los gastos del sepelio (tanatorio, féretro, flores, entierro, incineración, coche fúnebre, esquelas…) pero en realidad, es mucho más que una indemnización por un acontecimiento irremediable y que nunca viene bien. Supone un servicio de apoyo a la familia en los trámites de despedida de un ser querido, cuando es tan difícil hacerte cargo de todo ello, (repatriación con sus gastos legales necesarios, gestiones administrativas posteriores a la defunción, trámites burocráticos ante organismos oficiales, etc.…)

Aunque parece un contrasentido, Decesos se paga con mucho gusto. Según decían nuestros abuelos, “lo pagas porque todavía estás vivo”. La tasa de asegurados sobre el total de fallecimientos recogidos por el INE (Instituto Nacional de Estadística), es del 56,7% y según ICEA, se estima que el 44% de los españoles tiene algún seguro de decesos contratado.

Es un gran consuelo saber que ni el cónyuge, ni los hijos, ni los nietos se van a preocupar de nada más que de acompañar a la persona que tanto han querido.