A la carrera: coches viejos contra clásicos e históricos

La media de edad de los coches españoles es de 12 años. Un coche con 12 años que sigue circulando es un coche viejo. Para llegar a clásico, deberá cumplir 25 años y estar conservado como el primer día.

El coche histórico ya tiene 30 años. Ha dejado de fabricarse, aunque mantiene el estado original. Su calificación ha sido autorizada por la Comunidad Autónoma tras superar una inspección técnica y ser matriculado como histórico. Todos ellos están incluidos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español.

¡Ojo! Clásicos, viejos e históricos deben estar asegurados, circulen o no.

Categorías