No les importas

Hay historias que siempre acaban mal… la banca es una de ellas, obedece a otros intereses en lugar de a tus necesidades. NO puede obligarte. Tú decides.