El pueblo agricultor trabaja de sol a sol

Época de recolección, y sí, de sol a sol. La uva, almendra y oliva. Unas comienzan y otras terminan. Y estos son 3 de los ingredientes más utilizados en la cocina española, por ejemplo, en mantecados, ajoblanco o mazamorra. Y es que la base de nuestra cocina es nuestro oro líquido: el aceite de oliva, producido en nuestros olivares. ¿Y con qué acompañamos nuestros manjares? Con nuestros “caldos”, ya que vivimos en tierra de viñas.

En el sector agrario, es en época de cosecha cuando se ve todo el esfuerzo realizado. Sin embargo, no siempre lo recogido es lo realmente “producido”. Un temporal, condiciones climatológicas adversas, y mil fenómenos incontrolables pueden hundir todo un año de trabajo. Solo hay que recordar el temporal DANA, ocurrido apenas hace un año, arrasó 15 comunidades autónomas protagonizando el mayor siniestro de gota fría en la historia del campo español. Afectó a 45.600 hectáreas que produjeron 5.563 declaraciones de siniestro. La industria del seguro pagó 84 millones de euros.

Afortunadamente el seguro español es Campeón de Europa y uno de los 3 más exitosos del mundo por sus acertadas coberturas. Las claves de este liderazgo asegurador son la planificación, los medios telemáticos, la profesionalidad de los peritos, los sistemas de información geográfica y por supuesto nuestra atención.

Así que te informamos que aún estás en plazo de asegurar tu cosecha de frutos secos y aceituna. No dejes en manos del azar tus riesgos y daños en producción, plantación e instalaciones.

Consúltanos, te explicaremos las garantías, franquicias y coberturas del mercado y ayudamos a elegir la mejor alternativa para tu explotación.