Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Notre Dame no tenía seguro

Calculan que su reconstrucción costará más de 1000 millones de euros. Los potentados del país han donado 850 millones. Pero Notre Dame no tenía contratada una póliza de seguro. La catedral pertenece al Estado francés que es el responsable de mantener y renovar estos edificios que se prestan gratuitamente a la Iglesia.

La investigación determinará quién es el causante del incendio. Varias empresas intervenían en los trabajos de restauración. Todas ellas cuentan con un seguro de Responsabilidad Civil. Si se demuestra su negligencia, las aseguradoras deberán indemnizar hasta el límite contratado, aunque, probablemente, sea insuficiente para sufragar los cuantiosos daños. Sin embargo, algunas obras de arte sí contaban con una póliza especial.

Hay que tener en cuenta que las Iglesias y Mezquitas son edificios y como tales se aseguran con un multirriesgo y responsabilidad civil, pues tienen las mismas necesidades de protección que cualquier edificio. Sin embargo, hay coberturas que sí hay que destacar como la rotura de cristales… Este supuesto es muy importante puesto que, en muchas ocasiones, debe restaurarse una vidriera con gran valor histórico y artístico. Para estos elementos se contratan las llamadas coberturas reforzadas. Además, este tipo de seguros también protegen las cúpulas, azulejos, artesonados… que forman parte de nuestro patrimonio cultural. Y un supuesto muy especial para las Iglesias es que también se aseguran especialmente contra los rayos, ya que, al ser edificios altos, y en muchas ocasiones el más alto, los rayos se fijan en sus campanarios como principal objetivo.