Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Sol, mar y…embarcaciones de recreo

Siempre que hablamos de seguros para vehículos, nos referimos a los terrestres, pero…y ¿qué pasa con los marítimos?

Pues las embarcaciones recreativas también son vehículos y como tales pueden provocar daños a terceros. Las víctimas han de ser reparadas.

En España, tener una embarcación de recreo, supone tener que asegurarla, y actualmente hay unos 188.000 seguros de este tipo, la mayoría en embarcaciones de motor, pero también están las motos acuáticas y las embarcaciones de vela. Las estadísticas indican que son 30 percances diarios provocados por estas embarcaciones con un coste medio de 4.000 €, que en caso de no tener contratado el seguro obligatorio se ha de pagar del propio bolsillo…

Como dice el refrán: “cuando sopla Norte oscuro, quédate al abrigo de cabo seguro”, y con un buen seguro.