Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Invierno al volante, precaución constante

Viento, frío, lluvia, hielo, nieve… (batería, neumáticos, cadenas, frenos). Conserva el parabrisas y la luneta trasera en buen estado. Aparte del kit de emergencia obligatorio (con chaleco, triángulo y rueda de repuesto) lleva teléfono móvil cargado, manta, agua y botiquín de primeros auxilios.

Al conducir, utiliza marchas largas sobre superficies deslizantes y rebaja la velocidad. ¡Bon voyage!