Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

¿Truco o trato? “Hasta el infinito y más allá”

¿Temes a la muerte o es postureo para disfrazarte en Halloween? El miedo a morir se denomina tanatofobia y te proponemos combatirlo dejando los asuntos pendientes bien atados. En la correduría nos preguntan a menudo si un Seguro de Vida es mejor que un Seguro de Decesos. La respuesta es no, son diferentes.

Ambos entran en acción cuando fallece una persona. En el caso de Decesos, alivia el peso económico y administrativo que deben soportar los seres queridos. En el otro, Seguro de Vida, protege el futuro económico de la familia cuando alguien se despide para siempre. La indemnización puede rescindir una hipoteca, garantizar los estudios de los hijos o resolver una invalidez.

¿Cuánto vale tu vida?

En España, un funeral suele ser más caro que en el resto de Europa. Decesos paga los gastos del sepelio incluyendo gestiones, servicios, traslados y tramita la documentación de los herederos.

Una póliza de Vida-Riesgo paga una cantidad pactada previamente.

Dos mejor que uno

¿Cuál de los dos Seguros me aconsejas?

Son complementarios, no excluyentes. Decesos ayuda a los familiares más directos en el peor momento y el de Vida impides que los tuyos se queden en una situación económica muy complicada. También existe Vida-Ahorro que se cobra a la jubilación regalándote a ti, tranquilidad financiera.