“Siempre que veo a un adulto encima de una bicicleta recupero la esperanza en el futuro de la raza humana”. H. G. Wells.

La bicicleta se ha escapado del pelotón y ha multiplicado por 3 las ventas en 1 año de pandemia, se ha convertido en un elemento de transporte para desplazarnos jóvenes y adultos y hay quiénes la disfrutamos además para hacer ejercicio.

La bici adelgaza, reduce el abdomen, fortalece las articulaciones, combate el dolor de espalda y nos ayuda a dormir mejor. Según la Escuela de Salud Pública de Harvard, andar en bici 5 minutos diarios ayuda a perder peso con mayor facilidad en la madurez.

En España somos ya 21 millones de personas que utilizamos la bicicleta, contribuyendo además a tener un planeta menos contaminado.  Y, sin embargo, estamos más expuestos a atropellos, averías, robos y actos vandálicos. ¿Cómo podemos prevenirlo?

3 normas + 1

1.- Lleva casco. La cabeza es la zona de lesiones más habitual. Es obligatorio en vías interurbanas.

2.- Pon un timbre, también es obligatorio.

3.- Luces delanteras y traseras son tremendamente recomendadas, tienen que poder vernos el resto de los vehículos cuando nos desplazamos ya sea en zonas urbanas como interurbanas.

Y ponte mascarilla excepto en uso deportivo por carretera o montaña.

“Le robaron la bici a mi hijo y tuve que demostrar que era mía”. Guarda el ticket de compra.

Un buen seguro de bicicletas te ayuda en todo lo demás, Responsabilidad Civil y Protección Jurídica, y además puedes incluir coberturas como Accidentes, Asistencia, Robo, Daños Propios.

Ya sabes que nos tienes a tu disposición, consúltanos.