07/10/2022

De sufridor a sabio en 3 minutos

Cuenta un lama tibetano: “los tontos padecen los problemas, los listos resuelven los problemas y los sabios previenen los problemas”.

¿Miedo a morir o miedo a vivir? No sabemos cuándo, pero, aunque miremos para otro lado, “de aquí no saldrá nadie con vida”. Tenemos miedo a la enfermedad, a la vejez, a perder a nuestros seres queridos.

Nos agarramos a apegos que no nos pertenecen, que son efímeros. Padres, pareja, hij@s… no son propiedad nuestra y debemos aceptarlos tal y como son.

Miramos el retrovisor del pasado y nos creemos que lo mejor está por venir. ¿Por qué te levantas cada mañana? Para cumplir tus sueños. La vida es un regalo que debemos aprovechar aquí y ahora. Cuando vivimos de la mejor forma posible, el acto más simple lo convertimos en una obra de arte. Disfruta cada día, que cada minuto con un ser querido sea memorable.

En tu viaje, atravesarás curvas, cuestas empinadas, reducirás la velocidad y también acelerarás. De ti depende elegir un camino de plenitud.

¿Cómo está el vaso de tu vida: medio lleno o medio vacío? Yo prefiero medio vacío habiendo disfrutado de lo que he bebido y preparado para degustar lo que falta.

Los budistas hablan del karma, la ley de la acción reacción: lo bueno engendra bondad. Creen en el servicio a las personas.

¿Qué mejor acto de amor para tu familia que quitarles un marrón y dejar pagado tu entierro? Un Seguro de Decesos a tu medida se ocupará de los gastos y trámites incómodos mientras la familia cumple tus últimos deseos. Te estarán agradecidos por aliviar su dolor y su bolsillo.  La máxima de una vida libre es una muerte libre: libres para vivir, libres para morir.

En Mafalda, Carlitos reflexiona:

  • Algún día todos estaremos muertos. – Snoopy.
  • Cierto, pero todos los demás días no. – Carlitos.

¡Aprovéchalos!