Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

¿Filmarías una película con 30 leones sin seguro?

“Ningún animal fue herido durante la filmación de la película. 70 miembros del equipo técnico y artístico sí lo fueron”.

“Roar” (El gran rugido) fue una ocurrencia del productor de “El exorcista” (Noel Marshall), su mujer Tippi Hedren (“Los pájaros” de Hitchcock) y su hija Melanie Griffith. Grabaron una película con 30 leones criados en cautividad que atacaron a tod@s. El propio director dijo: “sé lo estúpido que fue hacer esa película, me asombra que nadie haya muerto en ella”.

Este tipo de locuras también pueden estar aseguradas y se puede cubrir prácticamente cualquier incidencia: desde la seguridad del equipo de interpretación, dirección y guionistas, equipo técnico, material de rodaje, decorados, vestuarios, Multirriesgo, Responsabilidad Civil, cintas y negativos, incluso también derechos de la propiedad intelectual o derecho de confidencialidad.

Y es que el sector asegurador prevé prácticamente cualquier contingencia que pueda ocurrir en cualquier ámbito.