07/03/2022

No te quites el disfraz, aún queda 1 año para bailar

Lo mismo te organiza un Carnaval, una carrera popular, un concierto, una formación, un campamento, una capea o te planifica una boda. Nuestro amigo se llama Raúl y, como habrás adivinado, empieza ahora su temporada de eventos. No es un trabajo fácil: alquila y contrata espacios, vehículos, y material, coordina empresas, sus servicios y personal. La previsión, preparación y programación es tarea que lleva meses de organización.

Los autónomos, empresas organizadoras, agencias de publicidad o instituciones que planifican eventos necesitan medir meticulosamente los riesgos y daños que pueden provocar. Por eso, los seguros de Responsabilidad Civil para Eventos son obligatorios. Bien lo sabe Raúl que se dedica a esto, organiza cualquier actividad que sea colectiva y por experiencia sabe que los sucesos ocurren de manera imprevista.

Todos hemos escuchado noticias como que el ayuntamiento de Málaga indemnizó a una familia por el fallecimiento del hijo atropellado por una carroza o que, en Tenerife, a la reina del Carnaval se le quemó el traje o hace poco seis heridos en una avalancha de personas para acceder a una sala de fiestas en Sant Cugat.

Seas un empresario, un profesional autónomo o incluso un particular, seguramente que en alguna ocasión has tenido que organizar un evento de todo tipo, una excusión, una conmemoración especial en tu casa, la fiesta de la comunidad de vecinos o de tu barrio o una presentación de tu negocio.

¿Quién paga las indemnizaciones?

Ante cualquier problema responderemos con nuestro capital en caso de ser una empresa organizadora o nuestro propio patrimonio en caso de que seamos un particular o autónomo.

Pensemos que como organizadores seremos los últimos responsables de lo que suceda desde una posible intoxicación alimentaria, a algún accidente de las personas que participan o que son espectadores o incluso un robo que se produzca en el guardarropa.

La mejor prevención en todos los casos es tener un seguro completo para todas las posibles contingencias, incluso las más improbables. Además, este tipo de seguros para eventos, son de tan escasa duración que su precio en muy bajo y permitirá que disfrutemos de la tranquilidad de tener todo controlado, incluso si se produce algún tipo de percance.