“Road, nos has dejado rotos de dolor”

Te encontramos, o nos encontraste, y te adoptamos. La mejor gata del mundo, solía decir tu hermano humano. Nuestra familia ya la formaban dos perros más y otro gato. Así que después de un periodo de adaptación, todo fue viento en popa. Nuestra familia estaba completa. 

Y por el amor que os tenemos, y como agradecimiento al amor que nos tenéis. Os cuidamos, y os cuidamos bien. ¿Cómo? Cariño, camas acogedoras, agua fresca, y comida, de esa rica que tanto os gusta. Paseos, largos paseos, carreras, juegos y mimos. Pero, además, tenemos nuestro Seguro de Macotas. ¿Porqué? Porque hay desgracias, desgracias que nos rompen, una tragedia y te has ido. Seguros que os protegen con su servicio veterinario, los gastos de funeral y también la RC.  

Esa RC que el perro que te llevó por delante no tiene, y que ahora su propietaria tendrá que asumir de forma íntegra.