Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

Toda la verdad y nada más que la verdad sobre los Seguros de Vida

Circulan varias leyendas falsas sobre los seguros de Vida: que solo cubren invalidez o fallecimiento, que no incluyen asistencia médica, que son más caros para las mujeres, que tu profesión no está cubierta, que no puedes contratarlo si estás enfermo…

¡Falso!

2016 cerró con casi 23 millones de pólizas de Vida contratadas en España, la mitad de esta cifra está formada por clientes que se aseguran una indemnización en caso de fallecimiento e invalidez, y la otra mitad lo hace por previsión y asegurarse “un colchón”. Hay quién “no quiere pagar por algo que no va a utilizar” hasta que un accidente le impide cumplir con los recibos del alquiler, la hipoteca, facturas, estudios…

Las 3 verdades

1.- El seguro de Vida NO tiene edad. La contratación de un seguro de Vida no está ligado a la formación de la familia, tampoco a la adquisición de una hipoteca o a alcanzar una cierta edad. Se puede contratar desde los 14 años hasta los 65, que es lo habitual, pero también existen posibilidades para hacerlo después. El objetivo es diferente según tus circunstancias: ahorro, protección a tus herederos, cubrir tus deudas si faltas…, incluso protegerte económicamente si sufres una incapacidad que no te permita seguir obteniendo ingresos a través del trabajo.

2.- Si tienes una enfermedad grave no te quedas sin seguro. Cuando cuentas con una póliza vigente y contraes una enfermedad, la compañía no te la puede anular. Aunque siempre se ha de comunicar a la compañía los cambios significativos; un cambio laboral, práctica de deportes arriesgados, la aparición de una enfermedad…

3.- Los comparadores de seguros no son un chollo. Dicen que tendrás “el mejor servicio al mejor precio” y es falso. Cada vez aumentan más los clientes descontentos.

En las Corredurías de Seguros lo sabemos todo sobre seguros. Antes de proponerte nada te preguntaremos cuáles son tus hábitos y tu modo de vida. Ofreciéndote diferentes opciones y explicándote los puntos a favor y en contra de cada una. Tú eres quién decides, pero para ello debes tener la información correcta.