“Un perro es adorable y noble. Un perro es un verdadero y amoroso amigo”, Mary Oliver.

Si abres la puerta de casa 50 veces, tu perro saldrá a recibirte emocionado 50 veces. Le importa un bledo si eres guapo o feo, rico o pobre, mediocre o importante. Para él significas lo mejor del mundo: el más listo, su compañero del alma, el superhéroe absoluto.

Su compañía mejora tu salud, te hace más responsable, mitiga el estrés y te insufla felicidad. Según los científicos un perro dice “te quiero” cuando:

  • Mueve la cola como un péndulo acelerado y sonríe (a su estilo).
  • Te trae en la boca un palo o un juguete para que le hagas caso.
  • Se acuesta a tu lado buscando y regalando protección.
  • Mordisquea tus zapatos, tu ropa y te lame.
  • Va detrás de ti por la casa y se sienta a tus pies.

Y no le importa si vas al trabajo porque sabe que nunca lo abandonarás. En España ya hay más perros que menores de 15 años: ¡13 millones!

Sin embargo, nuestros amiguitos pueden sufrir un accidente, enfermar o perderse. Son un miembro más de la familia. Y, para devolverles un poquito de lo que nos aportan y ahorrarnos gastos imprevistos, inventamos los Seguros de Mascotas. Cuidan su salud, sus viajes, los protegen de robos, los defienden con asistencia jurídica o responsabilidad y los despiden ocupándose del deceso. Existen muchas opciones aseguradoras, según tus necesidades y tu presupuesto: consúltanos; revisamos, comparamos, orientamos. Tú decides.

Tu perro nunca romperá su lazo afectivo contigo. Así que, como dijo el sabio, “yo solo me fio de mi madre y de mi perro”.